viernes, 22 de abril de 2016

como abejas golosas


en la esquina junto al poste
la osamenta de un perro atrae
a otros perros
algo los llama
a revolcarse en el rastro de un animal
que se evapora
así la osamenta de un hombre atrae
a otros hombres
meten la punta de la nariz
luego el peinado
la cuestión es tener un sorbito de su extinción
hacen burbujas gigantezcas, temibles
salpican al que viene
uno extiende un pañuelo
sacude su traje
se atrinchera en su glaciar
luego, exaustos
todos juntos
esperan el sol para purgarse

xxx

Para un jardinero avezado entregado al frenesí de la poda todo desborde es un error merece su corte No es esta la actitud del a...