viernes, 12 de abril de 2013

Irma Grese pone música en el pabellón de las mujeres




Irma Grese pone música en el pabellón de las mujeres
No ruega por nosotras
Se pregunta por un dios más alto
No ruega por nosotras
No hay nadie aquí
Salvo la luz del fuego
donde seca su uniforme de loba que le ordenan sangre,
de loba que le piden pelos y frutos de recién nacida.
Ella viene por nosotras
Sospecha que oscurece
Viene por nosotras
Su silbido de alma paralítica
Viene por nosotras
El perro blanco que soltó en Belsen
Viene por nosotras
Acunadas por el paso de la muerte
Ella viene por nosotras
Con su linterna enfoca un seno, un pie, una manta que no entrega
Hay gases que en la noche crecen mansos y sin huesos
Irma pone música en el pabellón de las mujeres
Flota el traumerei de Shuman
Flotan  sus caderas
Hay  anuncio de látigos
Su luz negra que apunta la niebla
Su luz negra que da en el blanco
Su forma experta de ser un animal que merodea
Aquí el silencio alumbra como una gran madre
Como una bella loba
que le ordenan sangre
y cumple
Pone música en el pabellón de las mujeres
Nos acuna con la excusa de un dios más alto





de El sueño de Sara Singer 

algo crece al fondo del jardín

No se escribe, se raya, se marca, se lastima Estas son tus uñas, tus fibras, tu lanza ésta es la huella, el surco, la ceguera el pas...