sábado, 25 de mayo de 2013

El simple gesto del irme


Esta noche en que todo es real, un estado del mundo,
Vivir es una palabra mal pronunciada pero bien escrita.
El silencio es la palabra más corta y el sentido más extenso de la verdad.
Tomo el vino que otro sirve,
la música insiste en su complicidad de beber.
Las horas pasan de una calma a otra
como de un túnel subfluvial a otro.
Viven y mueren en la misma calma.
La tristeza ha crecido casi a la par
es precaria e iluminada como una casa humilde,
es tranquila y espaciosa como la nada absoluta.
Yo me ocupe de esta ausencia, viví en ella.
En esta noche en que todo es infalible
como el cálculo mortal
de poner una piedra en el centro de una mesa,
la muerte es lo único pendiente.
Me siento en esa mesa que está detrás de todo.
La uso para llamar a mis muertos,
para rodearme de sus vicios,
para abrir la lluvia como el telón de un acto maldito.
En el centro de lo visible: lo invisible. Lo obstinado.
El que se dirije de todas partes, el bendito, el viajero
el que ensancha los caminos, el siempre mudo.
La piedra es blanca y está limpia
porque ha sido desenterrada de su corazón.
La tierra del corazón es antigua y es secreta.
Espero la herencia del padre,
montado sobre el león que mató al hijo.
El día es un animal sediento que viene a beber el agua
de mi corazón.
De dónde sacaré más agua?
De qué fondo o herida, de que hueco o trampa?
Brota como la sangre cuando es turbia y es lógica.
Me pinto, y mientras lo hago pienso
que este maquillaje también es mi fondo.
Que nada hay detrás de esta piel que estos rubores no griten.
Los labios rojos marcan el camino del odio
Los ojos están delineados pero la mirada sin delinear
Un hilo oscuro que separa un resto de ceguera
no despierta.
La sombra del mundo, su obstinado prejuicio empapa mis mejillas.
El tiempo es una injuria que ya no desmiento
Mis manos de trabajar están atadas
Mis manos de acariciar sin curtir
Mi historia es una desmemoria de lo que no incluí en ella
Mi nombre es la exclusión de los nombres
que no se atreven a nombrarme.
Esta noche, desde este centro y esta mesa
emprenderé el viaje,
pero no será más que un detenimiento,
una inmovilidad a cuestas
Esta noche
me iré por algo
que realmente me despierte
o por el simple gesto del irme.

jueves, 9 de mayo de 2013

a la poesía cuánto más se la nombra menos viene



"Bienvenidos, somos 2254 poetas registrados
Aquí podras conversar sobre cualquier tema
relacionado con la poesia."
poema-de-amor.com.ar



Hay poetas que no escriben, que sólo esperan o sólo confían,
Hay poetas de moda, de consulta, lúcidos, entrañables, cursis, reflexivos.
Hay poetas jóvenes de 50, robustos, perfumados  mal vestidos,
Los hay de pipa, sello, señalador y camiseta
Hay poetas sueltos, anillados, registrados, noveles y difundidos
Hay poetas muertos, resucitados y prohibidos.
hay poetas online y los hay desaparecidos
Hay poetas biográficos y necrológicos,
de vino o de café,
secos, filántropos, engreídos, infelices
Hay poetas que conquistan mujeres 
Hay poetas con público, publicaciones, contactos, menciones
Hay poetas que solo se leen a sí mismos.
Hay poetas de catálogo, de colección, de performance, de antología.
Hay poetas jurados, prologados,encolumnados,ignorados googleados y felices.
Hay cafés de poetas, encuentros de poetas,
redes, consultores, organizadores, fundadores y fundaciones, asociaciones y subsidios.
Hay poetas intervenidos, recibidos, desperdiciados, traducidos,
fotografiados, registrados, plagiados, no queridos.
Hay poetas de alma, de profesión, de hobby, de carrera, de oficio.
Hay poetas conectados,moderados, administrados, ofendidos.
Hay poetas sólo poeta

Ah, pero vos querías saber donde está la poesía?
Ese es otro cantar.
A la poesía se la llevó la creciente ola de poetas,
le hicieron "click" en temas varios
la atacó un foro
la desmintió un homenaje
la masticó el narcisismo
la dividieron las afinidades
la prendieron fuego en una escuela de poetas
La poesía se desangra frente al espejo del poeta
porque sangrar es parte de su dieta, de su intuición y su abstinencia
La poesía llora junto a la cruz del poeta
se abre al durísimo misterio
grita ante su lógica
perdona sus excesos, acude al desamparado 
lava su miseria, pule su estrella,
Aspira del humo de su incendio.
Es expulsada de su obra.
A la poesía cuánto más se la nombra menos viene,
cuanto más viene a menos elige.
y dónde está?
"La poesía está en todas partes, incluso en algunos versos"


viernes, 3 de mayo de 2013

un poema que sangra



me dijeron, el alma se ve en los velatorios,
es un collar que viborea
se va para arriba
Me dijeron, cuando atas un cabello a un anillo
hechas a correr el tiempo de la superstición
Cuando arrojas un vestido al fuego no te casas
Cuando clavas alfileres te alejas de las pesadillas
Cuando muere un padre te conviertes en  niebla
nombrar a tu enemigo delante de un espejo lo anula
Cuando se acalambra el pie derecho
ha entrado un ángel en la casa
Cuando muerdes tu lengua te perdonan
Si te bañas vestida
encuentras arañas detrás de las puertas
Si rompes una taza no cumples tus promesas
Coser tela clara con hilo oscuro disipa las dudas
Las moscas sobre lo dulce anuncian juegos
Las hormigas sobre lo salado atraen extraños
Los cajones vacíos te hacen presa de los sueños
Las alfombras fomentan los secretos
Los cuadros chinos impiden los viajes
Las cenizas sobre el piso blanco altera a los muertos
Cuando se apesta una planta
alguien te traiciona
Cuando rompes un cisne
nace una infamia
Cuando te miras en un vidrio opaco
 te enamoras de alguien que no vive,
Cuando sangras frente a un espejo te reconcilias con la sangre
Cuando sangras frente al poema
te inicias
me dijeron el alma se ve en los velatorios
es un collar que viborea
Atónita miré y creí



algo crece al fondo del jardín

No se escribe, se raya, se marca, se lastima Estas son tus uñas, tus fibras, tu lanza ésta es la huella, el surco, la ceguera el pas...