jueves, 26 de noviembre de 2009

un poema como un rayo me ha alcanzado


FLORENCIA IGLESIAS, DE SU LIBRO "PRIMA MORTE"


No sirve gritar


mostrar el dolor


golpear a puñetazos la puerta del olvido


Sólo permanecer quieto


hasta morir


como animal cazado


solo

la corrección

En los fondos de la casa, a plena luz del día pende una mujer sola  y sin remedio Como el animal desobediente al que corregiste la o...